Lo que enseñamos

Nuestro fundamento bíblico y doctrinal lo encontramos en la carta a los Efesios 4:5.

“Un Señor, una fe, un bautismo”.

Básicamente se resume al nombre de Jesús.

Un Señor: Jesús Rey de Reyes y Señor de Señores – Apocalipsis 19:16.

Una fe: puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe – Hebreos 12:2.

Un bautismo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo – Hechos 2:38.

Además abrazamos la doctrina de la Unicidad de Dios con sus implicaciones cristológicas. Por eso es considerada como parte de los pentecostales del nombre de Jesucristo o apostólicos.

1ª Juan 5:20 Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna.

Romanos 9:5 de quienes son los patriarcas, y de los cuales, según la carne, vino Cristo, el cual es Dios sobre todas las cosas, bendito por los siglos. Amén.

1ª Timoteo 3:16 E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad:
Dios fue manifestado en carne, Justificado en el Espíritu, Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo, Recibido arriba en gloria.

En La Voz del Rey creemos que la Biblia es inspirada por Dios:

 

La infalible Palabra de Dios. Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia’ (2 Tim 3:16).

La Biblia es la única autoridad dada por Dios al hombre; por tanto, toda doctrina, fe, esperanza y toda instrucción para la Iglesia debe ser basada en, y armonizar con la Biblia. Debe ser leída y estudiada por todos los hombres en todas partes y solamente puede ser entendida por los que han sido ungidos por el Espíritu Santo (l Juan 2:27)

“Ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo” (2 Pedro 1:20-21)

NATURALEZA DE DIOS
EL HIJO DE DIOS
EL NOMBRE
LA CREACIÓN DEL HOMBRE Y SU CAÍDA
ARREPENTIMIENTO Y CONVERSIÓN
BAUTISMO EN AGUA
EL BAUTISMO DEL ESPÍRITU SANTO
DOCTRINA FUNDAMENTAL
SANIDAD DIVINA
LA CENA DEL SEÑOR

Tito 2:11-13

Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres, enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente,
la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro “Gran Dios y Salvador Jesucristo”.